ENOBRA es un espacio productivo y colaborativo de aprendizaje

en contexto real

ESPACIO PRODUCTIVO

Nos proponemos diluir las fronteras entre ejercicio profesional y aprendizaje. Juntamos el lugar donde se comparten conocimientos y el lugar donde se aplican los mismos: la academia y la obra. Apostamos a que te enfoques en la experiencia del proceso proyectual y constructivo para que encuentres el conocimiento como un resultado del hacer. Te ofrecemos maneras distintas de acercarse al mundo del trabajo, compartiendo o generando proyectos con nosotros y convirtiendo cada uno en un espacio real de aprendizaje.

ESPACIO COLABORATIVO

Conectamos las experiencias de todos: docentes, alumnos, barrios, clientes, oficios, invitados internacionales o locales. Aquí todos enseñamos y todos aprendemos. Una comunidad heterogénea de búsqueda y experimentación permanente, donde los problemas no tienen una fórmula preconcebida para resolverse, donde la libertad y el rigor son las únicas condiciones de partida. Una comunidad donde, además, vas a disfrutar.

CONTEXTO REAL

Generalmente, el proceso de aprendizaje convencional simula las condiciones de realidad con el objetivo de entrenarte y que estés listo cuando te enfrentes a “la vida real”. Lo que te ofrecemos es un conjunto de procesos formativos “en obra”, que no pretenden sustituir sino complementar la formación académica tradicional. Resolviendo problemas directamente en el oficio, trabajando en el contexto próximo, respondiendo a las necesidades de los clientes y comunidades para los que trabajamos. Vamos a buscar soluciones reales, incluso en ámbitos más allá de la arquitectura. Aquí puedes hacer realidad lo que aprendiste en la universidad, lo que quieres hacer en la vida profesional.

No somos una academia formal, no entregamos títulos ni créditos. Simplemente te ofrecemos una alternativa más directa y vivencial de hacer lo que quieres hacer, con la gente con la que te gustaría aprender. Un lugar donde poderás perder el miedo y correr riesgos compartidos y aprender a manejar la complejidad de lo real. Desde el deseo común de aprender, de hacer juntos lo que nos gusta. Nosotros ya lo estamos haciendo.

OFRECEMOS